fbpx

La importancia de la importancia

importancia

Estoy investigando respecto a la Ley de la atracción.

Me resulta interesante descubrir cómo es que hay veces que uno atrae lo deseado y otras no.

 

No existe el bien ni el mal

Ya lo dijo Voldemort en la piedra filosofal y de cierta manera tiene la razón.

¿No te has puesto a pensar que a veces todo es tan relativo?

Todas las categorías están en nuestra mente. A fin de cuentas todo es energía.

 

Cómo se ve tu mente cuando tiene miedo

El temor a que pase algo surge de la importancia de tener o perder algo.

Imagina que tu eres el universo y tu mente es alguien que te atrae y se acaban de hacer novios.

Todo está perfecto porque al parecer es una persona maravillosa, pero de la noche a la mañana y sin razón comienza a gritar: «No me dejes, me muero si me dejaras».

Se tira al piso y comienza a patalear, a ponerse morado. Te sujeta de una pierna, lastimándote y con los ojos desorbitados sigue gritando: «Nunca me dejes, eres lo que mas quiero!».

Pasa el tiempo y la situación se pone peor, al grado que pides ayuda y decides abandonar a esta molesta persona.

Así es como desprendes energía respecto a algo que le das demasiada importancia.

 

Amas lo que odias

Imagina a la persona más fea que conozcas. Las cosas que nos desagradan tomarán vida en ese personaje.

Tu mente, cada vez que se acuerda de lo que te molesta, abraza a esa persona, la besa en la boca.

Imagina a esa persona fea tumbándote y abrazándote por detrás con todas sus fuerzas. Entre más importancia le des, te apretará más, sudando, babeando y respirando bajo tu cuello y oreja.

Lo irónico es que lo permitimos, lo disfrutamos. Se crea un síndrome de Estocolmo.

 

Pesadilla en la calle del infierno

¿Recuerdas esa película de terror en que Freddy se hace más fuerte con tu miedo?

En realidad tiene más que ver con la importancia que le das a ese miedo.

Cuando algo deja de tener importancia para nosotros, desaparece.

Esto me recuerda al momento en que Los amigos de Harry Potter quedan atrapados en una planta devoradora: «Si tienes miedo, te matará más rápido».

 

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en redes sociales. Me encantaría recibir tus comentarios.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.