fbpx

¿Qué es un hosting?

Imaginemos que queremos tener una página web montada desde nuestra casa: ERROR.

La primer falla es tu proveedor de internet. ¿Es lo verdaderamente rápido y robusto?.

La segunda falla es tu computadora. ¿Tiene la potencia para soportar todo el peso que conlleva y la capacidad de estar encendida las 24 horas por 365 días al año?.

Cuando entren a tu sitio web tus familiares y amigos, quizás no habrá problema, pero cuando tengas que soportar a muchos más usuarios, tu sitio web saldrá corriendo y se colapsará. Se tardará una eternidad para reaccionar.

Aquí en este momento es cuando entra la frase «lo barato sale caro«. Aunque no tan barato, ya que tener una mediana potencia es muy costoso.

 

Proveedores de servidores web

Una empresa sensata no escatimaría en gastar 100 dólares al año por tener la potencia y respaldo necesario para que su página web tenga el soporte que la haga funcional.

Con un servicio de hosting tienes todo para guardar tu sitio web, imágenes, textos, programas y lo que sea necesario para que los visitantes tengan la mejor experiencia.

Cuentas con transmisión de datos súper rápida, los equipos más potentes y todo en un ambiente con la temperatura adecuada y soporte a fallos eléctricos.

Esa es la razón por la que se recomienda que al crear un sitio web, se tenga un proveedor de hosting, los cuales además cuentan con software pre-instalado para facilitarte el trabajo.

Existen varios proveedores de hosting, el que yo uso es sered.net, pero de los más populares es Hostgator, aunque quisiera probar algunos otros como siteground.

Para finalizar, otro aspecto importante a tomar en cuenta es el soporte, especialmente cuando comienzas a trabajar con un proveedor o estas comenzando un sitio, siempre salen dudas e inconvenientes, es por ello de vital importancia contar con respuestas rápidas para que resuelvan esos detalles.